DESAFÍO BLAD

Esta vuelta las chicas de Blad
 decidieron que el desafío era abierto.
Así que acá estoy, en el último minuto, casi sin aire, pero presente!!!
Y, la verdad es que no me lo podía perder, 
la conjunción de lo nuevo y lo viejo,
lo comprado nuevo, hecho a hacer a medida, 
lo usado por la bisabuela y lo comprado en mercados de pulgas
mercado libre y ventas de garage,
 y las cositas hechas por mi, son lo que definen nuestro hogar
  
Para arrancar un conjunto de marcos comprados en ML 
a lo largo de varios meses,
 (pacientemente espero encontrar los que me gustan al precio que puedo pagar),
están a la  espera de algunos más para armar un equipo en la pared sobre el sillón.
Apoyados sobre la mesa-bar  de la bisa de los chicos, acompañando los parlantes de la compu, “floreros”rescatados, 
cacharrito de bronce heredado, en el piso inferior, 
guías de teléfono  y  bols  labrado (también de la bisa)
que se encarga de que no se pierdan cargadores, cables usb, y mouses.
El sillón tiene unos tres años, es de Della Casa, y es el actual modelo cubo pero grande.

Frente el sillón mueble hecho a medida, diseño propio,
tiene la particularidad de poder estirarse, acortarse, o dividirse.Así se adapta a varios espacios, nosotros nos mudamos demasiado.
El sillon Luis XVI lo compramos en el mercado de pulgas de Dorrego, estaba tapizado en terciopelo verde, pero lo hicimos retapizar con un lino actual comprado en De Levie.
Es lo que considero más representativo de la conjunción de lo viejo y lo nuevo, la pátina es la original, no se tocó.
Mesa de lapacho también heredada, cajas de habanos que me fué consiguiendo mi marido en el tiempo en que quería conquistarme y sabía mi debilidad por lo que la gente tira.

 







 La mesa del comedor nos la entregaron como parte de pago
 de un trabajo de reforma que hizo mi marido en una quinta, iba a  remate y la frenó justito a tiempo, lo único que lamento es que no haya rescatado las sillas.
Así que las sillas que la acompañan ya las vieron son de un galpón de Pergamino, y tuvieron la desgracia de que fuera de las primeras cosas que retapicé, puede que en cuanto tenga tiempo las ataque nuevamente.

 Mesa heredada también de la bisa Imelda ,
 previa pasada por la abuela Nora. 
Libros comprados en una compra de garage, uno de ellos es una especie de guia filcar de Paris del año 57.
Lo rescató mi hijo mayor junto con el plano de Paris del mismo año que hoy nos acompaña en la pared del comedor, y que resultó ser que los puntos focales estaban resaltados en un color muy parecido a nuestra pared,”un golazo”
  Las luminarias, nada glamorosas fueron compradas 
en el mercado de Tigre. Cada tanto las miro con ánimo de cambiarlas, pero ellas resisten.

Les puse unas cuantas fotos como para entender el conjunto, espero les guste , ahora me voy rápido, rápido a engancharme, que se me acaba el tiempo.
Yo me pongo los lentes y me voy a ver las lindas ideas que ya hay en el desafío.

Espero hayan pasado un buen finde.

Glo

16 Replies to “DESAFÍO BLAD”

  1. Es precioso tu salón y todos los detalles que tienes, es una mezcla perfecta de muebles actuales y objetos antiguos.

    Ya te sigo también, tu blog me ha encantado.
    Besitos,
    Laura
    (littlefew.blogspot.com)

  2. Hay pero que linda que es tu casa, me encantò el color de la pared, adoro esas combinaciones!!! El silloncito francès estoy de acuerdo con Marce, èl solo se lleva la tape de revista!
    un beso grande Glo!
    Anabella
    my washi tape

  3. Glo que lindo que es! que jugado y que bien queda ese color de la pared!
    Me gustaron muuuchas cosas… pero ese plano de Paris es divino, queda genial en esa pared. Y el silloncito con ese tapizado… divino!mucha suerte! Beso!

  4. Una genia Gloria!!! Me encantó todo!!! El color de la pared con los muebles oscuros… todo!!!
    Exitos con Blad!!!

    Aprovecho la visita para contarte que te dejé un regalito en mi blog. Pasa a buscarlo cuando quieras..

    Todavía me acuerdo de lo exquisito que estaba el budín que llevaste a lo de Marce cuando vino Anabella!!!

    Un beso

    Maru

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *