Dulces gracias – Versión macro


No dejo de sorprenderme, nunca se me hubiera ocurrido que después de desaparecer  tanto tiempo, habría de tener esta respuesta. 

A tal punto que mi correo las tomó como spam, y como volvieron, llegaron nuevas visitas que se quedaron, pues hice algo dulce para convidarles. 


Quieren probar, acá va la receta :  

  • 2 manzanas verdes (si tenes roja no le agregues azúcar y sale igual de rica)
  • 200 grs. de harina 
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 100 grs. de azúcar + extra para las manzanas
  • 100 grs. de manteca
  • 100 cc. de leche
  • 1 huevo
  • 1 chorrito de esencia de vainilla


 Manos a la obra:
  • Pelar, filetear las manzanas y mezclarlas con la canela y el azúcar extra ( a gusto, yo le pongo  una cucharada sopera)
  • Mesclar el harina y el azúcar con la manteca haciendo un granulado ( para eso cortarla con cuchillo y solo al final usar las manos, así no se hace una masa)
  • Unir la leche con el huevo, batiendo apenas, ahí va el chorrito de esencia de vainilla.

A armarlo:



Tres capas:
  1. Fruta
  2. Secos
  3. Líquidos
Al horno 20-25 minutos

 
A la mesa tibio,
 con un chorrito de crema,
 con crema batida 
 o con una bocha de helado de  crema americana.


La verdad es que ahora debería volver a darles las gracias, primero porque en casa hoy recibo besos extra!!
 Y segundo porque, con la excusa de las fotos,
 ¡Ya la estoy disfrutando!!

Este postre, torta,   se la conoce entre los íntimos como: “antigua receta húngara”
Eso porque, unos viejos amigos  de la familia, húngaros ellos, me pasaron la receta,hace ya unos cuantos  años, con la premisa que podía hacerla con la fruta que más nos guste. 
 Y como a esta familia  lo húngaro les pertenece (el abuelo paterno es húngaro) siempre es bienvenida!!!


Y como las fotos son todas macro
 ( un día de estos aprendo a sacarlas bien) 
las comparto con NIKA Y TODAS LAS MACRERAS
   y las invito a ver el resto de las propuestas


La punta del ovillo…

 ...eso es lo que ando buscando,
como para retomar , reencontrarme con el blog. 



Cuatro meses pasaron desde el último posteo,
cuatro meses en que muchas cosas pasaron
y cada una complicó y justificó esa desaparición.


Porque hoy, llegado el momento en que me siento a escribir,
no se por donde empezar
si contarles que me mudé, entre Navidad y Año Nuevo
(a quien se le ocurre???)
Solo la mudanza se hubiera merecido más de un post.


No nos dieron internet hasta 15 días después,
un hijo internado me ocupó los siguientes quince días,
 y en el medio, cumple en casa!!


Toda la familia trabajando, y taaaaanto por hacer.
Visitas esperadas de países lejanos,
 encuentros familiares, y con amigos.


Vacaciones deseadas y necesitadas.

Y muchos DIY, porque si hay algo que surge en las mudanzas,
 son los hágalo usted mismo.
Porque hace falta solucionar,
 provisoriamente-parasiempre tantas cosas!!


donde todo es urgente e indispensable (jajaja), y donde la plata no alcanza.
O porque  sí, o porque me gusta, nos gusta,
en mi hogar muchas cosas son:
“fato in casa”
Así que vuelvo al ruedo, con  muchos de los detalles que fuimos haciendo para cambiar “un departamento cualquiera”
por “nuestro hogar” 
 Basta de cháchara, vamos con el primero:
 Porta collares
(hoy ya lo invadió la rama masculina y además cuelga cinturones,mmm)

Materiales 
  1. Clavos
  2. Maderita  (resto de listón sobrante de otro trabajito)
  3. “mostacillas” de madera (sobrantes de una cartera que  mi vieja le tejió a mi hija, una obra de arte)
  4. Un ratito (creanmé, solo un ratito)

Acá está posando para la foto, colgado en la puerta del placard!!

Y como es frugal, y se lo merece me voy 
con el post a compartirlo con Marce 
y sus findes frugales
quien ya he visto hizo un detalle para las pascuas que pienso copiar. 

Espero que habiendo encontrado la punta del ovillo
el tejido llegue a un buen resultado


¡Buen finde!!

Glo