El diablo está en los detalles

 Quienes me acompañan en Instagram saben que estuve por el norte argentino, era una deuda pendiente, que lejos de ser saldada nos dejó con ganas de más.

Debo reconocer que todo el noroeste nos encantó, pero mi corazón quedó prendado por Jujuy.
Paisajes que enamoran y gente que te hace sentir súper cómodo, es una dupla infalible. 

Decidimos parar en un hotel chico, casi una hostería que nos tentó porque la ubicación y el nombre nos sugirió ” buenas vistas” y así fue y el resto, muy lejos de defraudar , me pareció interesante para compartir con ustedes, porque los detalles de diseño, simples, no muy costosos, y llenos de restauraciones, reciclados, y muy buena factura en la construcción, es un buen ejemplo para observar que un buen diseño y una buena construcción, demuestra que no hay que gastar demasiado, ni comprar en el exterior, para lograr espacios cálidos y con buen gusto.

  Construcción nueva, con materiales de la zona y forma de construcción tradicional, muebles reciclados. Y una vista impagable en el estar,  libros, revistas y diarios disponibles a toda hora, junto con café, te o chocolatada con budín casero.

La galería y el jardín impecables. 
Simpleza en los colores y en los detalles.
muebles reciclados
La habitación, como era de suponer,
 responde a las mismas consignas

muebles vintage
   
El cambio de piso entre la habitación y el baño, dos cerámicos, rojo para el baño y azul para el dormitorio, se resolvió con un piso hecho in situ con cemento y piedra,
 y eso se repite en la viga del techo, donde el hormigón fue trabajado para sacar las marcas del encofrado.

El baño compartimentado en tres, en  el centro la pileta sin separación con el dormitorio y a un lado la ducha, y al otro el receptáculo del inodoro. permite que el uso del baño en simultaneo sea simple, y con eso, más tiempo para pasear, que en definitiva es lo que uno quiere,no?

baño compartimentado

hablando de detalles, cuando al final del primer día, encontramos la cama preparada, abierta y con dos bolsas de agua caliente  esperándonos (no hizo falta), no salíamos de la sorpresa,
 por eso y por la fruta, y el agua disponible en la habitación a toda hora, y otras tantas pequeñeces
es que confirmo, 
“el diablo está en los detalles”

Hasta la próxima

Glo

A pedido del público, el nombre del hotel es Patio Alto está en Tilcara, Jujuy, a pocas cuadras de la plaza y a nada del Pucará de Tilcara, que obviamente recomiendo no perderselo!!

8 Replies to “El diablo está en los detalles”

  1. Y no nos pasas el nombre del hotel Glo!!!!!
    Tengo planeado en algun momento de mi vida saldar esta deuda pendiente yo tb y me encantaria saber como se llama, donde queda y demases!!!!!
    Que lindo que lo hayan disfrutado mucho!!!!
    Besote grande!!

  2. Es tal cual… el Norte siempre te deja ganas de más!! Mi preferido de Argentina, lejos, aunque haya otros lugares increibles, al Norte no hay con qué darle!! y ese hotel me encantó!! Amo que mantengan detalles de la arq. del lugar, como esos techos, esos colores… divinas esa galeria con toques de azul celeste, el living… todo! que amor Glo!! Beso!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *