Un poco de orden, pero no demasiado

Cuando nos mudamos, una  de las habitaciones tenía un mueble enclenque,

… de esos que comprás y armás…


 Bueno, en etapa de desarme por decisión propia.

Alguien osó decir: “eso es para tirar”,
 pero ya saben… si junto lo que encuentro en la calle…no había ninguna posibilidad de que sea yo quien tire, 
y si bien, había que mirarlo con muuuuucho cariño, no por eso su destino era tal.


 Así que, destornillador en mano, se transformó en una montaña de tablas y otra de tornillos, tiradores y bisagras. 
Los únicos que sobrevivieron como tales fueron los dos cajones, uno más enclenque que otro, peeeero….



Lo primero era ocultar el foilfilm de terminación, que era, como decirlo, insalvable. Una lijada suave, para darle mayor adherencia, una tabla para que oficiara de estante, ambas forradas con papel de pared y ya casi va queriendo.



Unos restitos de pintura naranja + blanco probando hasta llegar al tono que me gusta.
Listo, se pinta y se arma, y… mientras estoy en eso surgen ideas tales como… en algún cajón tengo soportes de cortina, alguna varilla y un par de topes de terminación, no vendrían nada mal, eh!



Pero dorado, nooooo, así que recurrí al stock de esmaltes de uñas, y la  varilla la forré con otro papel.




Colgarla, llenarla, y usarla!!!
 Como era lógico, ¡ en mi taller!



 Ya le tocará el turno al otro, 
en cuanto tenga algún momentito libre,
 por ahora con este me voy a compartirlo en el FINDE FRUGAL 
que ya es una cita obligada cada viernes. 

Perdón!! Acabo de darme cuenta la cantidad de fotos, pero no pude descubrir cual era su mejor perfil!!

Cardones en Cachi

soliloquiando · Entrada
Cardones en Cachi
Estás publicando como Gloria de Soliloquiando Actualizar Cambiar a borrador Vista previa Cerrar
RedactarHTML

Enlace

hotel Cachi cardón

Hola, me había propuesto postear al menos una vez a la semana y casi no llego, pretendía mostrarles algo en lo que estoy trabajando, pero como ataco varios frentes al  mismo tiempo, no llego a terminar, así que probablemente la semana que viene lo muestro!! (¿?). 


Pero siempre hay algo en la manga, cuando uno anda por la vida con intensiones de mostrar todo lo lindo que hay por ahí.
Ya saben que hicimos con mi marido un viaje al norte hace poco.
 Unos de los pueblitos que visitamos es Cachi, en Salta. 
El hotel elegido es… como decirlo… tan especial!
Es chiquito, solo cuatro habitaciones, tiene todos los años posibles, está conservado como en origen, por sus dueños, que merecen un relato aparte (súper atentos). Llegamos tardísimo (producto de tentarnos en pasar por Salta capital, cuando sabíamos que no nos daba el tiempo) , y la verdad nos perdimos las bellezas naturales del camino, ya que nos agarró la noche, pero para compensar, nos esperaba Silvio, preparado para atendernos en lo que sea, con jugo fresco, y una ofertas de tes de los más variados, preocupado por nuestra demora.
Nos asesoró donde ir a comer, y nos contó sobre el mini hotel y las razones por las que fue aceptado como tal.
Los techos de cardón originales son los únicos en la hotelería, las paredes de casi 1  metro de ancho, el patio, los desagües del techo, todo se conservó al detalle, pero no por eso falta confort, la temperatura en el interior ideal, aun sin aire acondicionado, la cama un sommier grande y cómodo y por supuesto todo en un blanco impoluto. 

( No saqué muchas fotos porque la altura en Jujuy, me mató y llegué algo destruida., la prueba es que casi todas son sacadas desde la cama, jaja )

Lo único que lamento es no haber sacado fotos por la noche, con el patio iluminado con velas delante de cada puerta.

Cachi Hotel Cardón

 Acá les dejo un enlace  para ver más fotos, no tiene Web, así que sólo se encuentra en los buscadores de hoteles.


 Cachi, en si mismo es de postal, se encuentra en pleno corazón de los Valles Calchaquíes, en el Noroeste de Argentina, con una altura de 1228 mts. sobre el nivel del mar y muy poca población. Detenida en el tiempo, con sus calles  de piedra, las casas de típico estilo colonial, construidas totalmente con los materiales de la región, la madera de cardón, el adobe sus pisos rústicos, te lleva a otra época y a otro ritmo sin posibilidades de resistencia.

Como se mantienen intactas sus costumbres ancestrales,  los tejidos en telar, la fabricación de cerámicas, las comidas regionales etc. también por ese lado tiene oferta para aprovechar.

Llegás,  después de hacer un largo trecho, por las rutas 68, 33 y 40.  Nosotros tomamos la 68 desde Salta capital y salimos por la 40, hacia Cafayate. Ambas tienen un atractivo en si mismas, pero la 40 es un viaje en el tiempo increíble.
 A la salida hacia la 40 volví con la cámara al  ataque, los dejo paseando. 


No se si vale para el finde frugal de Marcela, pero yo me engancho igual, porque el post es frugal, y la decoración del hotel también, simple blanco total y detalles chispeantes de color.
 ¿Qué más simple ?

Configuración de la entrada
Etiquetas
antigüedades, arquitectura, decoración, diseño, diseño de interiores, viajes
Publicada el
23/1/15 11:51
Hora de Argentina
Enlace permanente
Ubicación
Opciones

Fondo de pantalla Viernes frugales

No se ustedes, pero yo cada fin de año me propongo una serie de planes para el año entrante, que, si con el mismo empeño, evaluara lo cumplido del año anterior, dejaría de hacerlo, pero como no lo hago,
 insisto e insisto.

 reciclado reutilizar

reciclado postigo


Ustedes se preguntaran a que viene esto, pues a que una de las ideas para este año era darle empuje al blog, posteando al menos una vez por semana, y como está claro, no lo hice. 



Cuando Marce anunció la apertura anual de sus Findes frugales me despertó del letargo y acá estoy, 


mostrándoles algo que hice hace un año atrás, con fotos de esa época ( y sí, porque cuando hago pienso en posterlo, pero después, me parece que no vale la pena, y sigo de largo). 


Pero este rinconcito nos gustó tanto,
 y, a las pruebas me remito,


 a las plantas también, 


que estamos repitiendo la idea,
 
para otro rinconcito mimado

 Quienes me siguen en  INSTAGRAM puede que recuerden, son los bebes de la echeverría que asesiné, sin querer!!!! y por lo tanto debía hacerme cargo, y los cuidé taaaaan bién que ya debo cambiarles la “maceta” porque no estarían entrando…

 Paso a contarles,
 la primer serie se hicieron con latitas de atún, 

esta nueva, necesita  latas más grandes, 
pero la idea, es la misma.

Con un clavito, y después con uno más grande,
(lo intenté de una con el grande, pero no hubo forma)

Hice perforaciones, en la base para que escurra el agua. 
Y en el borde para después sostenerla.
Un detalle, cuando perforé el borde
puse una maderita en el interior de la lata para no abollarla.


Con un trozo de alambre, 

armé el gancho con el que se sostiene de la persiana
 y que a estas nuevas,

les servirá para tomarse de una malla sima. 
Las pinté, de blanco, me encanta el conjunto del blanco brillante sobre el óxido.

Estas últimas todavía necesitan un par de manos de esmalte al agua brillante, por ahora solo recibieron antióxido, pero si esperaba a terminarlas, no se las mostraba.
(lo del antióxido, no es  estrictamente necesario,
 pero si las quieren así por mucho tiempo, no hay alternativa, lata que se moja se oxida)
Primer post del año que espero tenga muchos que lo sigan … 
Será mucho pedir una vez a la semana …

Veremos, por ahora les deseo un muy buen fin de semana.
Yo me quedo por acá haciendo algo lindo para mi casa.

Besos

Glo